8.- Conquista, colonización y administración de la América Hispánica en los siglos XVI y XVII

Según las teorías más consensuadas, los primeros pobladores de América debieron de llegar al continente en torno al XIV milenio a.C., tras haber cruzado a pie las aguas congeladas del estrecho de Bering. Por otro lado, ciertos restos materiales de algunas embarcaciones halladas en las costas de Norte América son atribuídas a culturas vikingas o malayo-polinesias en torno al siglo X de nuestra era.Sin embargo, no será hasta 1492 cuando se produzca la fecha clave del “Encuentro” (y no “descubrimiento”) entre dos mundos que dará lugar a una de las mayores revoluciones acontecidas en la historia de la humanidad.

Tras la fecha anteriormente mencionada, españoles y portugueses establecieron un monopolio sobre la conquista y colonización de los territorios que fue desplegado de inmediato. Las ansias por “el Dorado” fomentaron las fantasias y aspiraciones (además de la codicia) de muchos personajes, abriendo las puertas de lo que en Historia se conoce como Imperialismo (“periodo histórico con auge entre 1870 y 1914 en el cual las potencias occidentales se lanzaron a la colonización de territorios ultramarinos en busca de materias primas y nuevos mercados de inversión”).

Estamos por tanto ante una de las etapas más fascinantes de la Historia, en la que se establecen las bases jurídico-administrativas del “Nuevo Mundo” y en la que asistimos al nacimiento de la cultura hispano-americana como forma de mestizaje. Seguir leyendo

Anuncios

4.- El Surrealismo

Llegamos al final del curso con sólo dos clases por delante y con el diabólico objetivo de presentar en breves líneas qué es el Surrealismo.

Como movimiento heredero del Dadaísmo, el Surrealismo continuará valorando ciertos componentes como el humor, la ironía o el poder del azar y de la descontextualización de la imagen. Sin embargo, rompe por completo con el nihilismo propio del movimiento dadaísta al entender que la obra de arte debe ejercer un poder transformador sobre los seres humanos. Con todo ello, los estudios de Freud y Jung fueron tomados como bases teóricas en la exploración del inconsciente humano, alejado por completo de los postulados racionales y empíricos que sustentaban la cultura de base greco-latina occidental.

Sin lugar a dudas, la capital del movimiento surrealista estuvo establecida en París, donde confluyeron autores de múltiples nacionalidades entre los cuales los españoles jugaron un papel destacado. Por ello no podemos dejar de dedicar un pequeño espacio a la carrera artística de dos grandes genios atemporales como son Joan Miró y Salvador Dalí. Seguir leyendo

3.- El Dadaísmo

El movimiento dadaísta eclosiona simultáneamente en Zürich y Nueva York como reacción inmediata del arte ante la barbarie bélica de la I Guerra Mundial. Los artistas adoptan una posición irónica, iconoclasta y distructiva que lleva a cuestionar abiertamente el propio concepto de arte así como la posibilidad de llevar a cabo toda actividad artística.

Con ello se continuó desarrollando la actividad investigadora propia de la vanguardia, abriendo múltiples vías de expresión cuyos efectos llegan hasta la actualidad.

Zurich, en torno al Cabaret Voltaire; Nueva York, partiendo de la figura clave de Marcel Duchamp; y Alemania, con un fuerte sentimiento político dado el contexto de la derrota en el conflicto bélico, son los tres principales focos donde el Dadaísmo tuvo un mayor impulso.

Seguir leyendo